viernes, 30 de enero de 2009

Estrías


Las estrías o marcas de estiramiento son defectos de la piel en forma de franjas o líneas, que se observan cuando una persona crece, aumenta de peso rápidamente o tiene ciertas enfermedades.

Aparecen como consecuencia del rápido estiramiento de la piel y, a menudo, se las asocia con la dilatación del abdomen debido al embarazo o durante el rápido crecimiento en la pubertad. Las localizaciones más frecuentes se encuentran en las mamas, las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen y los flancos del abdomen, con coloración rojiza, brillantes y delgados, que después de algún tiempo se tornan blanquecinas y con apariencia de cicatriz.

También pueden presentarse como resultado de una formación anómala de colágeno o como resultado de medicamentos o substancias químicas que interfieren con la formación del mismo. Pueden estar asociadas a la administración prolongada de compuestos de cortisona, a diabetes mellitus, a la enfermedad de Cushing y al período de posparto.

Su tratamiento es muy difícil ya que no existe ninguno que realmente sea espectacular. De hecho las cremas antiestrías no tienen ninguna utilidad. La única crema que ha demostrado un pequeño efecto es el ácido retinoico (Retirides, Vitanol) que aplicado con precaución (noches alternas) puede mejorarlas un poco, siendo necesaria su aplicación en un periodo entre 6 a 12 meses para notar una mejoría.

Recientes investigaciones han demostrado que la combinación del calentamiento a 60 ºC de la parte profunda de la estría seguido de múltiples perforaciones microscópicas superficiales (Skin Roller) consigue mejorar las estrías, tanto rojas (recientes) como blancas (de larga evolución), en un 40% después de 4 sesiones. Este tratamiento lo llamamos "Estrías Flash"

Si las estrías son de reciente aparición, otra opción sería el tratamiento con láser puede producir una ligera mejoría (incluso con sólo una o dos sesiones) de la coloración rojiza pero no suele haber grandes cambios en la textura. Si las estrías son antiguas y de coloración blanquecina el láser Fraxel ha demostrado su eficacia en estudios publicados recientemente.

El tratamiento que mejores resultados hemos conseguido para mejorar las estrías es sin duda "Estrías Flash". Nuestro protocolo consiste en:

- Se limpia la zona a tratar. En personas sensibles se puede aplicar una crema anestésica.

- Se calienta la dermis profunda de la estría a 60 ºC con un sistema de radiofrecuencia Accent durante 10 minutos para generar nuevo colágeno y tensar la zona.

- Posteriormente se realizan múltiples microperforaciones hasta dermis superficial para producir renovación de las capas superficiales de la estría.

- Por último se aplica un antiséptico en la zona para evitar infecciones.

El tratamiento dura de 15 a 20 minutos. El dolor es mínimo. La zona queda enrojecida durante 1 o 2 días, pudiendo tomar el sol a la semana del tratamiento. La frecuencia del tratamiento es cada 2 semanas y se recomienda un mínimo de 4 sesiones.

- En casos rebeldes, utilizaremos el láser Pearl fraccionado (láser fraccionado ablativo). Este, más potente y eficaz que su antecesor, el Fraxel, provoca un incremento de la renovación de las capas superficiales de la estría, mejorando notablemente la coloración y la textura de la cicatriz. Una sesión de láser Pearl equivale a 4 de láser Fraxel. La estría se reduce hasta en un 40%. Durante 4 o 5 días la zona presentará un enrojecimiento intenso y la piel pasará por un proceso de exudación. Pasado este tiempo, el paciente podrá incorporarse a su actividad diaria. Se estima que una sesión es suficiente, sin embargo, es el médico el que debe evaluar, según las características del paciente y los resultados obtenidos tras la primera sesión, si es necesario realizar una segunda. La duración del tratamiento está estimado en 45 minutos.